Malas noticias.

Vivimos malos tiempos para el amor.

Allá donde miro, mayoritariamente, se lo falsea, abarata,

se le buscan atajos, se disfraza detrás del interés,

del miedo, del sexo,

del pánico a la soledad;

se le maltrata, se le disfraza…

Pero a mi no me la cuelan.

Lo que pasa que el amor es el pilar que sustenta el mundo,

El motor que lo lleva.

Es la magia sin trucos.

Es la droga más potente.

Y todos, absolutamente todos,

desde el más fuerte al más débil, del más rico al más pobre,

del inteligente al tonto, todos.

Andan por el mundo mendigando amor.

Buscándolo

Queriéndolo

Necesitándolo

Pero…

los hay débiles que se toman la droga de cualquier charco,

que no seleccionan su dosis,

que lo visten de sexo,

creen,

ilusos,

que pueden comprarlo,

pedirlo,

seleccionarlo.

Ilusos.

Pobres infelices.

El amor no se programa, aparece.

El amor no es elegido nos elige.

Y para ser puro ha de osarse.

Has de arriesgar.

Apostar.

Y en un instante de magia cerrar los ojos y dejarte llevar por el.

No sentir miedo.

No lo veo.

No lo distingo

Por doquier veo hambrientos,

impacientes,

débiles que toman la droga de cualquier ruin camello.

Eso si: sonríen, fingen, visten su amor adulterado de pareja,

lo maquillan con sexo, lo compran…

Como si el amor pudiera prostituirse.

Ningún sentimiento del mundo es susceptible de ser comprado.

Remember general.

Pero por cinco parejas que miro…

Aparece una sexta…

llena de magia,

surgida de las tinieblas,

con dosis a raudales de magia,

con brillo,

empuje y pureza.

Es la droga de la que hablo.

Es el brillo en sus miradas.

Cómplices de sus pecados.

Adictos de sus besos.

Pacientes de su momento.

Ellos son sus recíprocos y únicos camellos

No beben de otros charcos

No quieren otros océanos

Drogadictos de ellos mismos.

Me los miro embelesada

Muerta de envidia

Y me tumbo al sol, sobre la roca dorada.

Y sonrió al cielo: vuelvo a creer en la magia

Cual niña inocente, crédula y valiente.

¿Porqué no reconocerlo?

Un brindis, por ellos y por ti.

Analizadora.

La Suelta

Un pensamiento en “Malas noticias.

  1. Anónimo dice:

    Genia Bea! apuesto por la autenticidad! por la verdad del corazon! Por el amor! Beso 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s