Miedo

En alguna esquina del dolor

Está tu sonrisa

Agazapada sin ser vista tu venganza

Tu cicatriz

Ahora fortaleza

 

Y cuando él no mira

Tú te yergues, te elevas y te enseñas

 

Borras el miedo

Descorres tu magia

Enseñas tu rostro

 

Ya no hay dolor

Miedo

Ni apuro

 

Y te das cuenta de tu valor

De tu dureza

 

Sonríes gallarda

Le miras de frente

Has buscado tus límites

Mas no los encontraste

 

Caminaste hasta el final

Y en la última curva,

de tu última montaña

Escondida dentro de ti:

Tu valor inconmensurable.

Intocable

 

Cierras los ojos

El mundo a tus pies

Aire puro

Nada

Silencio

Dicha

 

¿Qué decirle a un ser valioso?

“Te mereces el cielo, mi niña.”

 

 

El miedo solo era una debilidad que ansiaba ser doblegada

Simplemente

Tan pobre como eso.

Tan siniestro como tu.

 

Mental.

La Suelta.