¡Feliz día del padre!

A esos padres que escriben su función con mayúsculas, que se dejan la piel, que trasnochan calmando un llanto, que son refugio de dudas, apoyo de circunstancias adversas, que son cariño y respuesta. Que son.

A esos papas inmensos, que te arropan al llegar la noche, que cuidan de ti y te dan un beso de buenas noches, que te quieren por encima de la duda, detrás del obstáculo y por delante de los beneficios.

A los padres que son padres, presentes, incondicionales. Que su abrazo es un mundo, un regalo, el cielo. Que la distancia no los borra, que siempre hay una llamada. Que puedes no tenerles pero no dejas de sentirles.

Que no te abandonan, que no te dejan. Que responden. Llaman. Acuden. Sin preguntar, sin juzgar.

Que simple y sencillamente sabes que están.

 

Y es curioso que haya padres que no sean padres.

Padres que no ejerzan y aun así sigan siendo padres. Padres ausentes, distantes, indiferentes.

Ellos también son padres. ¿Padres de qué?

Papi de mi dureza. Papi de mi fuerza. Papi. Siempre.

 

Para tantos es difícil imaginar su mundo sin su papá.

Y para algunos es durísimo abrirse camino sin él.

Ausencia elegida. Indiferencia amarga.

 

Y… a veces te imagino…

Te imagino que caminas a mi lado.

Simplemente., que me abrazas, me das la mano.

Entonces me siento niña. Dulce y tuya.

Mas sacudo mi imaginación no permitida con mi dureza aprendida.

 

En un despiste mi melancolía me lleva, la vida me abofetea, el pasado se retuerce y emerge, se viene de golpe en una milésima de segundo, acuden todos los fantasmas olvidados, se abre la puerta del trastero y salen cual brujas a llevarme. A traerme el miedo. Aquel miedo. Pánico. Escalofrío. Su rostro impávido, su semblante gris. Recorriéndome la espalda, atenazándome el alma.

Y corres a cerrar la puerta del trastero. Esa que nunca osas dejar abierta.

Y pasas página. Condición insalvable del guión divertido de tu vida.

Al destino le gusta jugar contigo.

Y en tu caso dejarte sin papi. No pasa nada. La vida sigue.

La vida. Agridulce.

 

¡Feliz Día del padre a todos los que sí saboreáis su cariño, sus risas, sus abrazos, sus logros y sus derrotas. Los que estáis!

Sois un mundo. Su mundo. Tenedlo presente.

 

Dura.

La suelta.

 

¡Gracias, Papi, por nada!

Anuncios

5 pensamientos en “¡Feliz día del padre!

  1. ainhoa dice:

    Me encanta!

  2. Anónimo dice:

    Si se te eriza la piel cuando lo lees. Es que es bueno!

  3. Nuria dice:

    Sin palabras!!! La realidad puede ser muy cruel, el tiempo pasa, pero no se olvida,… hay que mirar al futuro,… un beso

  4. Carolina dice:

    Me veo en tus palabras. Un beso.

  5. Anónimo dice:

    Buf!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s